martes, 11 de noviembre de 2008

Un cambio de paradigma: ¡es posible!

En el espacio de deliberación, creado por este proyecto, me llamó la atención la aportación de dos jóvenes a quienes conozco y sé que dan la vida por Florida. Estas dos jóvenes han mencionado lo importante y necesario que es cambiar la mentalidad de la gente de Florida. Concuerdo con las dos en que: existe cierto miedo al cambio y al riesgo; y, existe la necesidad de educarnos y formarnos como ciudadanos.  El cambiar la mentalidad de un pueblo entero es un gran reto, más no es imposible.

El proceso de cambio comienza internalizando que lo imposible, con la práctica, se hace posible. Y que esa práctica es movida por la voluntad de querer ser mejores, de tener la capacidad de poseer las más grandes aspiraciones y hacer todo lo posible por alcanzarlas.  Con esto, lo primero que hay que tener presente es que cada individuo tiene sus aspiraciones, y que la mayoría de nosotros busca progresar y no mantenerse en una conformidad basada en la mediocridad. Si reconocemos que esto existe a nivel individual, debemos entonces aceptar que la suma de todos los individuos en la sociedad, forman un colectivo el cual, entonces, buscará el progreso.

Otro aspecto a considerar es precisamente conocer cuál es el paradigma actual en Florida. ¿Acaso es que nos vemos como autosuficientes?, ¿Quizá pensamos que Puerto Rico empieza después del Cruce Dávila?, ¿Posiblemente nos consideramos como un pueblo de grandes calidades humanas y humildad?, ¿Probablemente pensamos que podemos ser mejores porque ya somos buenos?, ¿Quizá somos un pueblo en el cual existe mucho talento?, o, ¿Posiblemente somos un pueblo cooperador y entusiasta? Estas son sólo algunas preguntas que llevan a respuestas que cada uno de nosotros debe darse como individuos para luego actuar en colectivo.

Para saber cuál es nuestro paradigma debemos visualizar dos cosas: saber quiénes somos, y saber que queremos ser. Una vez más, esto debe ser aplicado: primero, como individuos, y luego, como parte del colectivo. Pero, ¿es posible o no cambiar de paradigma? Piensa un momento y reflexiona en lo siguiente: “llegue a donde quería llegar; aquí estoy en lo mismo de siempre; estoy conforme, pero aburrido; necesito divertirme, pues voy a salir; salgo de donde estaba, me divierto; y, me acabo de dar cuenta que salí de donde estaba para buscar algo mejor. ¡Acabo de tener un cambio paradigmático! La búsqueda de mejorar es la clave del cambio en la mentalidad de todos los florideños.  Por eso el proceso tiene que ir de la mano de una educación. “Yo no aprendí a usar esta computadora sin no haber cometido errores, y ahora la manejo a perfección”.

Hay que educarse, y me parece una gran idea de que se ofrezcan talleres de pensamiento crítico y creativo para poder ir cambiando la mentalidad de nuestros ciudadanos. Para esto se necesitan voluntarios, ¿te apuntas? Vamos a cambiar el paradigma que ha mantenido a Florida en el estancamiento. ¡Un cambio de paradigma sí es posible! Es hora de que todos trabajemos por Florida sin fronteras político-partidistas.

2 comentarios:

Dalimar dijo...

Tus ideas me encantan!!! Otra cosa es que en Florida hay que fomentar la lectura. A traves de la lectura nos convertimos en personas sabias, aprendemos un nuevo vocabulario cada dia, aprendemos sobre otras personas y culturas. Como se puede hacer esto? Es algo un poco dificil, pero no es imposible. Por ejemplo, en Florida existen muchos maestros retirados los cuales pueden ir a las escuelas a ayudar a leer a nuestros estudiantes. Tambien se pudieran invitar algunos autores para que hablen de sus libros y firmen autografos. Por ejemplo en nuestro pueblo existen personas como la Sra. Celia Arenas, la cual es ensayista, poetisa y compositora de nuestro himno. Ella seria un buen instrumento para unos talleres de poesia para nuestros jovenes por ejemplo. Otra cosa es que hay que fortalecer la autoestima de no solo nuestros jovenes, pero asi tambien de nuestros ciudadanos de mas edad. Hay que hacerlos sentir utiles. No es imposible, yo creo en mi gente, y por cierto estoy deseosa de regresar a mi patria para asi poder ayudar a mi querido pueblo.

Orlando "Paquitin" Hernández dijo...

Dalimar, gracias por tu mensaje. Me parece muy acertado y no importa la distancia, siempre se puede ayudar. ¡Florida primero, siempre!